13 junio 2010

No, no y no me gusta el anuncio

Qué repeluco me da un anuncio que hay ahora en la tele de un coche, aunque al menos me ha dado alegría darme cuenta de que la marca no ha conseguido que me quede con el coche que se anuncia. ¡Bien por mí y mi subconsciente! 

Es un anuncio en el que se ve como un grupo de padres (todo hombres) están en la puerta de un colegio/guardería esperando a sus hijos. Los niños salen y todos los recogen menos uno (el del "súper coche" en cuestión), que en lugar de recoger a un niño, recoge a la profesora ante la atenta y envidiosa mirada de los demás hombres.

Exactamente  no sé por qué me indigna, porque los padres son normales y la profesora es guapa pero lo normal en los anuncio. Sin embargo, hay algo en el anuncio que me devuelve una sensación rara. Yo creo que es la mirada babosa que ponen los padres que recogen a los hijos, es la idea que transmiten de "yo si que molo que vengo a recoger a la mujer guapa, no al hijo", esa idea de "vaya mierda que a mí me ha tocado el hijo". 

Creo que es el claro ejemplo de anuncio totalmente incorrecto. Las asociaciones de consumidores se quejan cuando son chicas espectaculares las que salen en ropa interior porque lo ven sexista, pero yo digo que eso es publicidad del producto (la ropa interior) y que mejor que sacarla en una modelo o un modelo al que le sienta divinamente. Pero esto es sutil, es un anuncio de coches que te vende indirectamente una vida donde los hijos son el estorbo y que son sinónimo de la vida aburrida que te toca llevar.

En fin, creo que no se me entiende nada, pero lo importante aquí es que el anuncio me parece caca disfrazada de buen producto.




1 comentario:

Juan Carlos Ortega dijo...

Se te entiende bien y estoy totalmente de acuerdo.